Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Tratamiento de la Retinopatía Proliferativa

,

Cuando los vasos sanguíneos anormales empiezan a crecer en la retina y en otras partes del ojo, se llama retinopatía proliferativa. La clave es el tratamiento inmediato, antes de que se desarrollen problemas adicionales. Si bien el futuro de la retinopatía proliferativa puede incluir terapia inhibidora anti-VEGF, que se usa actualmente para tratar a las personas con edema macular exclusivo y personas con edema macular y retinopatía proliferativa, por ahora, el láser y la cirugía son los pilares del tratamiento.

Lásers

El tratamiento principal para la retinopatía diabética proliferativa es la terapia láser tan pronto como los vasos sanguíneos anormales empiezan a crecer. El médico dispersa de 1.000 a 2.000 quemaduras láser alrededor de la retina para reducir los vasos sanguíneos anormales. Idealmente, recibirá la intervención antes de que los vasos sanguíneos empiecen a sangrar o el tejido de la cicatriz cause un desprendimiento de retina. “Esto tiende a que sea menos probable que los vasos sanguíneos sangren, menos probable de que se produzca un desprendimiento de retina”, afirma Neil Bressler, MD, profesor de oftalmología y jefe de la División de Retina en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. “No obstante, no funciona todo el tiempo”.

El proceso. Empezará la cirugía con ojos dilatados. Las gotas de entumecimiento ayudan a prevenir el dolor, si bien puede sentir una leve sensación punzante incómoda durante la intervención.  Observará destellos de luz. Esto es el láser haciendo su trabajo. Una vez que se termina la intervención, necesitará que alguien lo lleve a su casa, ya que su visión puede estar un poco borrosa durante el resto del día.

Duración del programa. Por lo general, se necesitan de dos o más sesiones para completar el tratamiento.

El costo. El costo para una cirugía de dispersión es de $500, afirma Raj Maturi, MD, profesor adjunto de oftalmología clínica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana y socio del Insituto de Ojos Midwest en Indianapolis.

Vitrectomía

Cuando la terapia láser no funciona, puede ser necesaria una cirugía llamada vitrectomía. Esta intervención abarca la eliminación de la sustancia parecida a un gel que llena, generalmente, el ojo, lo que se conoce como el cuerpo vítreo o, simplemente, el vítreo. Las incisiones microscópicas se realizan en la parte blanca del ojo y se insertan pequeños instrumentos para eliminar el vítreo, junto con sangre y tejido de cicatriz. Durante la cirugía, el médico puede necesitar también reparar una retina desprendida. “Literalmente tenemos que eliminar la sangre o quitar el tejido de cicatriz para que la retina se vuelva a reacomodar o adjuntar otra vez”, dice Bressler. El tejido de cicatriz puede eliminarse solo con esta cirugía.

El proceso. Una vitrectomía puede llevarse a cabo con anestesia local o general, siempre dependiendo de su situación específica, puede despertarse con un ojo entumecido, sedado o inconsciente durante la cirugía. Cuando el médico elimina el vítreo, se reemplaza con una solución de sal, que tiene una apariencia nada diferente al vítreo normal cuando se trata de la visión. Si existe también un desprendimiento de retina, el médico puede reacomodarla. La mayoría de las personas regresan a su hogar después de la cirugía, pero algunas se quedan una noche en el hospital. Su ojo estará rojo y sensible, y necesitará usar un parche durante unos días o semanas para protegerlo. También deberá aplicar en forma temporal unas gotas para ojos para evitar una infección.

Duración del programa. Si necesita una vitrectomía en ambos ojos, se harán de manera separada por semanas, para que pueda usar uno de los ojos mientras el otro se cura.

El costo. Maturi coloca el costo total en aproximadamente $3.000. Esto incluye el honorario de un cirujano de $1.000 y $2.000 para el centro de cirugía y la anestesia.

Publicidad