Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Lo básico sobre el conteo de los carbohidratos

Cómo los carbohidratos que comemos aumentan el control de la glucosa en la sangre.

Por Allison Tsai ,
various numbers superimposed over yellow plate

Andrey Kuzmin/Thinkstock

Las personas sin diabetes miran su cena y pueden ver una porción riquísima de salmón, ensalada, y un tazón de sopa, pero aquellos con diabetes se enfrentan a los números, específicamente los gramos de carbohidratos. Si es nuevo con diabetes, quizá se pregunte por qué necesita contar todo lo que consume. Lea a continuación para averiguar por qué el conteo de carbohidratos es importante para garantizar su buen control de glucosa en la sangre, cómo determinar sus necesidades de carbohidratos y cuál es el método de conteo de carbohidratos más adecuado para usted.

¿Por qué los carbohidratos son importantes?

Los carbohidratos se encuentran naturalmente en algunos alimentos. Todos los cereales, dulces, almidones, legumbres y lácteos contienen carbohidratos en diferentes cantidades. Cuando los alimentos y bebidas con carbohidratos se digieren, los carbohidratos se descomponen en la glucosa para alimentar nuestras células y el nivel de glucosa en la sangre en el organismo se eleva.  En las personas sin diabetes, los niveles de glucosa en la sangre se elevan después de comer, pero la respuesta de la insulina del organismo mantiene los niveles para que no suban demasiado. “El páncreas liberará un chorro de insulina para ayudar a facilitar que la glucosa que hay en su flujo sanguíneo entre a sus células, donde puede usarse como combustible”, afirma Alison Evert, MS, RD, CDE, coordinador de los programas de educación de diabetes en la University of Washington Medical Center y dietólogo y educador de diabetes en el Centro de Atención de Diabetes y Endócrino (Endocrine and Diabetes Care Center).

Si tiene diabetes, el proceso no funciona como tiene que funcionar. El conteo de carbohidratos puede ayudar en el control de su glucosa en la sangre dependiendo de su régimen de tratamiento y si su organismo produce o no insulina.

  • Tipo 1: Si tiene diabetes tipo 1, su páncreas ya no produce insulina, por lo que necesita tomar insulina de fondo al igual que compensar los carbohidratos en su comida con las dosis de insulina en el horario de comida. Para hacer esto, debe saber exactamente cuántos gramos de carhobidratos tiene su comida, pista de conteo de carbohidratos.
  • Tipo 2: Debido a que las personas con diabetes tipo 2 son resistentes a la insulina y pueden tener un suministro reducido, necesitan moderar su ingesta de carbohidratos y comer una cantidad consistente en cada comida a lo largo del día, en lugar de todo de una sola vez. Las personas que toman medicamentos vía oral pueden usar una forma más básica de conteo de carbohidratos que aquellos con insulina.

¿Cómo se cuentan los carbohidratos?

El mejor método de conteo de carbohidratos es el que aborda sus necesidades de medicamento y estilo de vida.

Si toma insulina en el horario de las comidas, eso significa que tiene un primer registro de cada gramo de carbohidrato que consume y la dosificación de su insulina en las comidas se basa en ese conteo, lo que se conoce como proporción de insulina a carbohidrato.

“Las personas que toman insulina de acción rápida—tipo 1 o tipo 2—en el momento o justo antes de la ingesta de alimentos, deben combinar la cantidad de carbohidratos en sus comidas para lograr un control de glucosa”, sostiene Hope Warshaw, MMSc, RD, CDE, autor de Eat Out, Eat Well (Comer afuera, comer bien): The Guide to Eating Healthy in Any Restaurant (La guía para comer en forma saludable en cualquier restaurante). Esta forma avanzada de conteo de carbohidratos se recomienda para las personas con una terapia intensiva de insulina por dosis o bombeos, como aquellos con tipo 1 y algunas personas con tipo 2.

Las personas con diabetes tipo 2 que no se inyectan insulina con las comidas, no requieren de un conteo de carbohidratos detallado para mantener su nivel de glucosa en la sangre en línea. Algunos realizan un conteo básico de carbohidratos basado en las “opciones de carbohidratos”. Una opción contiene aproximadamente 15 gramos de carbohidratos. Otros usan lo que se denomina el “método del plato” para comer una porción razonable de alimentos que contengan carbohidratos en cada comida al restringir los cereales y vegetales con fécula a una cuarta parte del plato. Otros también mantienen el conteo tradicional de carbohidratos.

¿Cuál es el mejor método para aquellos con tipo 2? “No existe registro de que alguno de estos métodos funcione mejor que otros para ayudar a una persona a lograr un buen control de su glucosa en la sangre”, afirma Patti Urbanski, MEd, RD, LD, CDE, un educador de diabetes en el Hospital St. Luke en Duluth, Minnesota.

Cuanto más practica el conteo de carbohidratos, más recordará el contenido de carbohidratos en los alimentos que consume a diario, pero ayuda tener etiquetas de nutrición de referencia, aplicaciones en los celulares (Apps), libros y otras fuentes que ofrecen información sobre el contenido de carbohidratos de determinados alimentos específicos.

¿Cuántos carbohidratos debería consumir?

En lo relativo al número de carbohidratos por comida, no existe un número mágico. “Cuántos carbohidratos necesita una persona se determina en gran parte por su tamaño corporal y el nivel de actividad [de él o ella]”, afirma Urbanski. El apetito y el hambre también desempeñan un papel importante.

Para poder considerar cuántos carbohidratos deberíamos consumir, programe una cita con su nutricionista o su educador de diabetes para diagramar un plan de comidas específico para usted. Este servicio, cuando se ofrece por un nutricionista, también se conoce como terapia de nutrición médica. Las sesiones educativas de autogestión de la diabetes también incluyen la creación de un plan de comida.

Durante estas sesiones, determinará sus necesidades de carbohidratos y cómo dividirlos entre sus comidas y, si así lo desea, refrigerios (meriendas/snacks). “La respuesta de insulina de todos será diferente, y no queremos limitar la dieta más de lo que debería ser”, sostiene Evert.

Dicho esto, si no ha pensado todavía en su plan individual, la pauta general para la mayoría de los adultos con diabetes es de 45 a 60 gramos de carbohidratos por comida, lo que significa de tres a cuatro opciones de carbohidratos. Un refrigerio (merienda/snack) sería de 15 a 30 gramos de carbohidratos o de una a dos opciones. No obstante, esto es solo un punto de partida. Su margen total de carbohidratos debe satisfacer sus necesidades de energía, objetivos de glucosa en la sangre y objetivos en el manejo del peso.

¿Qué debería comer?

Ya sea que cuente cada gramo de carbohidrato o use uno de los demás métodos de planificación de comidas, deberá elegir alimentos que sean ricos en nutrientes. “La calidad de carbohidratos es un aspecto importante”, afirma Evert. Selecciona comidas que no estén procesadas y estén en su estado natural, como cereales enteros, vegetales y frutas que no estén procesados en batidos de frutas o enlatados en jarabe.

“Aliento a las personas a comer sus carbohidratos en lugar de tomarlos”, dice Evert. “Eso será mucho más gratificante”. Intente comer más alimentos integrales, como frutas y vegetales frescos, que están mínimamente procesados y no tengan aditivos ni sustancias artificiales. Los alimentos procesados, como galletas envasadas, galletas de agua y fruta en lata, en general, tienen sal, azúcar, carbohidratos, grasa o conservantes agregados. El consumo de alimentos integrales y menos alimentos procesados también hará que su organismo trabaje más para digerirlos, lo que es una buena opción para el control de peso.

Si come, generalmente, alimentos integrales y limita los alimentos altamente procesados, ya sea si intercambia una rosquilla por un tazón de frutas y yogur para el desayuno o cambia de pan blanco a pan negro, obtendrá muchos nutrientes, incluso vitaminas, minerales y fibras. Como una gratificación, puede darse el gusto de un postre, de vez en cuando, dice Urbanski, “pero cuando hace esto tenga en cuenta la cantidad de carbohidratos que contiene y reconozca que no está adquiriendo muy buena nutrición a cambio de unos gramos de carbohidratos”.

Puede ser difícil cambiar de un día al otro los hábitos alimentarios, por lo que debe comenzar por cambios pequeños e intentar cumplirlos. Solo saber cuáles son los alimentos más beneficiosos es un paso hacia la dirección correcta.

Para más información sobre los carbohidratos visite esta página.

Publicidad