Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Las calorías como método de alarma en adolescentes que consumen gaseosas.

Por Miriam E. Tucker ,
clear plastic cup and straw filled with sugar cubes

iStock

Esta es una forma viable para hacer pensar a los adolescentes dos veces antes de beber una gaseosa azucarada: Mencióneles cuanta actividad física tienen que hacer para quemar esas calorías. Investigadores estudiaron a más de 4.516 tiendas (negocios) ubicadas en barrios de bajos recursos y en donde los adolescentes compran gaseosas. Luego de haber ubicado señales con información sobre la cantidad de actividad física (correr) que ellos tendrían que hacer para quemar esas calorías de la gaseosa o del jugo de fruta, la cantidad de compras de gaseosas azucaradas y jugos se redujo de un 97 por ciento a un 88 por ciento. Aquellos adolescentes, que igualmente compraron bebidas, seleccionaron medidas más pequeñas y terminaron consumiendo menos calorías en total. Además, la información pareciera que les quedó grabada: la compra de gaseosas azucaradas se mantuvo baja por lo menos hasta seis semanas después de haber sacado las señales con información. 
Fuente: American Journal of Public Health, publicado en la Web el 16 de octubre del 2014.

Publicidad