Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Meriendas (bocadillos) y postres

¿Cómo las meriendas y los postres se ajustan al Método del Plato de la diabetes?

Por Lara Hamilton, RD, CDE
Aprenda más

FamVeld/iStockphoto

¿Qué hay sobre las meriendas/bocadillos?

Las meriendas o bocadillos no son realmente necesarias para alguien con diabetes o para las personas en general. Pero algunas personas meriendan para poder controlar mejor el hambre o como energía para hacer ejercicio. Para obtener buena nutrición, elija meriendas o snacks saludables que le ayuden a obtener grupos de alimentos que tal vez no esté consumiendo, como por ejemplo vegetales, frutas y grasas saludables. La fruta, el yogur, las galletas de harina integral son meriendas saludables que contienen carbohidratos. Los vegetales crudos (como las zanahorias, apio y pimientos), el queso de bajas calorías, queso cottage (requesón), frutas secas, y huevos hervidos son buenas opciones como meriendas bajas en carbohidratos.

Intente consumir porciones pequeñas cuando merienda, cuente las calorías. Elija meriendas que contengan una mezcla de carbohidratos saludables, proteínas sin grasas, y con mucha fibra que le ayuda a sentirse lleno por un tiempo más largo. Por ejemplo, una manzana pequeña con 1 cdta. de manteca de maní, galletas de harina integral con 1 onza de queso bajo en calorías, o 2 cdtas. de hummus con algunas vegetales crudos.

¿Y qué debo saber sobre los postres?

Algunas personas con diabetes eligen evitar la mayoría de los postres. Otros prefieren disfrutarlos en pequeñas porciones durante ocasiones especiales. Si elige comer postres u otros dulces en moderación, asegúrese de controlar bien su nivel de glucosa comiendo porciones pequeñas de dulces en vez de otros alimentos con almidón, frutas o leche que normalmente usted tendría con esa comida. Por ejemplo, si le gustaría comer una pequeña porción de tarta de manzana luego de la cena, considere hacerlo en vez de otro alimento con carbohidratos. Omita la porción de granos o de vegetales con almidón en su plato. Luego disfrute de su tarta como postre. Este intercambio logra mantener su porción de carbohidratos de su comida más o menos igual.

Pero reemplazar a los alimentos más nutritivos con postres y dulces muy seguido no es una buena idea. Los postres y los dulces generalmente no tienen las vitaminas y minerales que usted obtiene de otros alimentos. Estos tienden a tener azúcar agregada y grasas que no son muy saludables. Deje a los postres para ocasiones especiales.

Publicidad