Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Vinagre: ¿Bueno o no para la diabetes?

,

¿Qué impacto tienen sobre la diabetes y la pérdida de peso la sidra sin alcohol de manzana y el vinagre de vino tinto? 

Armandina White, Streamwood, Illinois

Jill Weisenberger, MS, RDN, CDE, FAND, responde

El vinagre ha sido usado por siglos para tratar varios problemas de salud, incluyendo el control de la glucosa, caspa, transpiración excesiva, infecciones de hongos, e indigestión.

Lo que debe saber

Los medicamentos, el ejercicio regular, y los hábitos de alimentación saludable son los elementos claves para el buen control de la diabetes. Nada puede reemplazar esto. Pero, muchas personas tienen un gran interés en consumir vinagre y otros productos para ayudar en el control de su glucosa. Las investigaciones sugieren que el vinagre podría reducir el nivel de glucosa en la sangre en personas con diabetes tipo 1 y 2. Pero la Asociación Americana de la Diabetes dice que la evidencia que existe no es suficiente como para recomendar el uso del vinagre  como método para controlar la glucosa y aconseja tener cuidado.     

Si el vinagre produce un efecto, como lo sospechan los investigadores, podría ser  porque reduciría la velocidad de la digestión de los almidones, esto provocaría que se retrase el vaciamiento del estómago, es decir, la comida estaría en el estómago por más tiempo (esto podría reducir el apetito y ayudar con la pérdida de peso),  también alteraría la producción de glucosa por medio del hígado y otros mecanismos desconocidos. El vinagre se usa comúnmente para cocinar, y es seguro siempre y cuando lo utilice en cantidades moderadas. Pero si usted lo consume solo y en cucharadas, esto podría causarle serios efectos secundarios.

Más información

Antes de cambiar su plan de alimentación, suplementos o algún factor relacionado a su estilo de vida, hable con su proveedor de cuidados de salud. Un cambio en alguno de estos elementos puede requerir que se altere su medicación u otros aspectos de su plan de tratamiento. Además,  medirse el nivel de glucosa en la sangre más seguido puede ayudarle a entender mejor los efectos que le producen en su nivel de glucosa los diferentes alimentos que consume.  Para medir esto, mida su glucosa antes de comer y aproximadamente dos horas más tarde de haber comido su primera porción.

En conclusión

Nada puede reemplazar un plan de alimentación nutritivo. Si necesita hacer cambios en estas áreas, pida que la/lo refieran a un dietista (o nutricionista dependiendo en qué país vive) que haya sido certificado como educador de diabetes. Esta es la persona que lo ayudará a adaptar su plan según sus necesidades. 

Jill Weisenberger, MS, RDN, CDE, FAND, es una dietista registrada, educadora de diabetes certificada y autora del libro Diabetes Weight Loss: Week by Week: A Safe, Effective Method for Losing Weight and Improving Your Health (2012, American Diabetes Association).

Publicidad