Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Verdades y desafíos cuando hablamos de la diabetes

Por Roger P. Austin, MS, RPh, CDE, Associate Editor ,
illustration showing puppet cutting strings

Zack Blanton/Getty Images

Los medios periodísticos promueven muchos  de los estereotipos comunes sobre la diabetes, especialmente cuando describen a las personas que sufren dicha condición. Esta descripción podría generar la creencia de que la diabetes tiene consecuencias devastadoras e inevitables si no se la controla bien. De hecho, no son inevitables.  El mal control de la diabetes es lo que causa sufrimiento en personas con diabetes.

No debatimos que la diabetes mal controlada pueda causar daños en los nervioso, pérdida de la visión, enfermedad del riñón, ataque al  corazón y derrame cerebral. Esto es lo que causa el verdadero sufrimiento.  Muchos de los pacientes con la diabetes controlada padecen muchas menos de estas complicaciones y a menudo con menos severidad.  El esfuerzo personal y compromiso para manejar la diabetes a largo plazo hace una diferencia positiva muy importante.

¿Y qué hay sobre esas inyecciones dolorosas que reciben gran atención de los medios de comunicación? Esta información se focaliza en las épocas anteriores a las agujas desechables, medidores  pequeños y agujas finitas. La tecnología de las agujas continúa evolucionando, y en los últimos treinta años, se han producido opciones mucho más cómodas para las personas con diabetes. La seguridad y la precisión de los aparatos de inyección, especialmente las plumas de insulina, hacen que el proceso de inyectarse  la insulina—a pesar de no ser perfecto—sea mucho más tolerable que en el pasado.

La comunidad de diabetes podría hacer mucho más para minimizar los estereotipos y así animar a cada uno de sus miembros de nuestra comunidad a manejar mejor su diabetes para  disfrutar de una vida larga y saludable.

Se ha presentado a la diabetes como un “ladrón en la noche” que roba a las personas de su calidad de vida, poco a poco, a medida que pasa el tiempo. Con la diabetes descontrolada el proceso es insidioso y trágico, sin síntomas en muchos casos. Por eso, esta revista le recomienda a usted realizar visitas médicas regulares para examinarse y hacerse pruebas de laboratorio necesarias para detectar cualquier complicación en etapas tempranas, antes de hacerse irreversible. Por eso usted escuchará o leerá sobre la importancia de usar su medidor regularmente para chequear los niveles de glucosa en la sangre. Este chequeo le da a usted y a su equipo de asistencia médica datos importantes en relación a los efectos de los alimentos, el ejercicio y el estrés sobre la glucosa en la sangre y a menudo resalta la necesidad de modificar, cambiar o interrumpir el uso de medicamentos para conseguir el control de su nivel de glucosa.

Yo lo desafío a usted a que demuestre que muchos de estos estereotipos son falsos. Lo desafío a que sea curioso sobre su salud. A que reconozca que la diabetes  afecta a las personas de diferentes formas  y lo que funciona para uno no necesariamente puede funcionar para otro. Pero sobre todo, involúcrese en su propio cuidado, hágale preguntas  a su médico y sea persistente si sus preguntas no son respondidas. ¿Qué puede hacer usted diferente hoy (mañana y el día después) para manejar mejor su condición? ¿Tiene un plan o permitirá “que las cosas pasen”?

¿Usted tendrá el control de su diabetes o la diabetes lo controlará a usted? Su participación activa en su cuidado, como demostrar que estos  estereotipos son falsos, puede hacer una gran diferencia.    
   

Publicidad