Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Los medicamentos y sus efectos en el peso

Por Erika Gebel Berg, PhD ,
white pills surrounding weight scale

Paul Taylor/Getty Images

Tomar medicamentos y tener un peso saludable mientras controla su diabetes es seguramente un tema bastante común en su vida cotidiana. Algunos medicamentos que se recetan para bajar la glucosa en la sangre pueden hacerle aumentar algunas libras o kilos. Y este es un problema que va más allá de lo cosmético. El aumento de peso puede empeorar el control de la glucosa y contribuir a tener enfermedades del corazón y otras afecciones, provocando aún más la necesidad de consumir más medicamentos. Esto puede, consecuentemente, producir más aumento de peso, y el círculo vicioso continúa. Sin embargo, hay formas para combatir el aumento de peso a causa de los medicamentos. Mejorar la dosis de los medicamentos, comer bien y hacer actividad física pueden ayudarlo mucho en la prevención o reducción del impacto que le produce el sobrepeso a su salud.

Un impacto importante

El peso y la diabetes van de mano a mano. Según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, el 85 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 tiene sobrepeso o son obesas. Y la mayoría de las personas con diabetes tipo 1 también son obesas o tienen sobrepeso, según datos del T1D Exchange Clinic Registry. Una pérdida de peso moderada (de 5 a 10 por ciento del peso corporal) puede mejorar el control de la glucosa y prevenir complicaciones en personas con diabetes tipo 2; las personas en riesgo de tener diabetes pueden bajar significativamente sus probabilidades de desarrollar la enfermedad si pierden entre 5 y 7 por ciento de su peso corporal.

Controlar el nivel de glucosa en la sangre es el primer objetivo para su médico o proveedor de cuidados médicos cuando se trata de recetar medicamentos, dice Nisa Maruthur, MD, MHS, profesora asistente de medicina de Johns Hopkins, aunque el peso esté fuera de un nivel saludable. “El objetivo del medicamento es lograr que el A1C (hemoglogina glucosilada) esté en el objetivo deseado”, dice ella. “Todo lo demás es secundario, hasta un punto”. Entonces, un médico posiblemente elija un medicamento que esté asociado al aumento de peso si él o ella piensa que es el mejor para su tratamiento.

La suba de peso

La insulina puede ser la más conocida por aumentar libras/kilos, sin embargo los medicamentos meglitinidas, sulfonilureas, y tiazolidinedionas (TZDs) tambien son conocidos por el aumento de peso. Pero el aumento de peso con estos medicamentos no es universal. “En cada estudio de este medicamento, se mira el efecto promedio”, dice Maruthur. “Afectan a algunos pero no a otros”.

La función básica de la insulina en el cuerpo es para ayudar a absorber las nutrientes, llevando glucosa de la sangre a las células para usar y almacenar, entonces la insulina por naturaleza promueve el aumento del peso. “Teóricamente”, dice Maruthur, “la insulina debe provocar el aumento de peso en todas las personas a lo sumo que usted la contrarreste” con actividad física y comiendo no muchas calorías, solo las que usted necesita.

Los otros medicamentos que desencadenan el aumento de peso primeramente lo hacen por medio del aumento de insulina en el cuerpo, otra vez, es la insulina que causa que el cuerpo retenga mas calorías, dice Maruthur. La insulina, meglitinidas, y sulfonilureas pueden aumentar el peso mediante la reducción de cantidad de glucosa expulsada en la orina que hace que el cuerpo vuelva a absorber la glucosa y la almacene como grasa. El TZD puede también causar la suba de peso por medio de la retención de líquido y puede incrementar el tejido graso debajo de la piel.

Ganarle la batalla a la suba de peso

Comer bien y hacer actividad física puede ayudarlo en la lucha contra la suba de peso cuando comienza a tomar un medicamento nuevo, dice Maruthur, y los beneficios en su salud son grandísimos. Dejando de lado los medicamentos, “en promedio, las personas aumentan de peso todos los años de su vida”, dice ella. “Esto hace aún más dificultoso el control de la diabetes. Si aumenta de peso, usted necesitará más insulina”.

Retención de líquido

No todo el aumento de peso asociado a los medicamentos es de grasa; pregúntele a su farmaceuta si su medicamento puede causarle retención de líquido. Tomar medicamentos que puede causarle nivel de glucosa baja (hipoglucemia), como la insulina y sulfonilureas, pueden a veces hacer que las personas coman de más para evitar la baja de glucosa. Esto puede causar la suba de peso. Usar productos de glucosa, en vez de comidas rápidas, para contrarrestar la hipoglucemia puede ayudarlo a evitar el comer demás. Hable con su médico si su hipoglucemia frecuente es un problema.

En algunos casos, la ayuda profesional puede ser muy útil. “Si, la insulina puede causar la suba de peso, pero si trabaja con un nutricionista o dietólogo puede lograr una gran diferencia”, dice Dawn Knudsen Gerber, PharmD, profesor asistente de la Universidad de Farmacia de Midwestern University. Ella también recomienda consultar con un farmaceuta o endocrinólogo sobre cualquier problema.

“La suba de peso está relacionada a la intensidad de la terapia de insulina”, dice Knudsen Gerber. Ella recomienda hablar con su médico sobre la importancia de “comenzar despacio e ir despacio” con el régimen de insulina para limitar la suba de peso. Lo importante es personalizar la terapia, dice ella. Lograr la combinación perfecta de medicamentos, niveles de glucosa en la sangre, y peso corporal puede ser difícil para las personas con diabetes, pero este esfuerzo de “malabarismo” vale la pena.

Medicamentos asociados con la pérdida de peso

Hay una nueva clase de medicamentos inyectables para personas con diabetes tipo 2 asociadas con pérdida de peso (solo algunas libras/kilos), estos son exenatida (Byetta), liraglutida (Victoza), y exenatida (Bydureon) una por semana. El farmaceuta Dawn Knudsen Gerber dice que la pérdida de peso no es garantizada, algunas personas no bajan de peso. Una inyección más antigua para tipo 1 y 2, pramlintida (Symlin), también promueve la pérdida de peso para algunas personas; las hace sentir llenas luego de comer, de esta forma comen menos durante el día.

Publicidad