Publicidad

Diabetes Forecast

The Healthy Living Magazine

Ejercicio: 4 consejos para ponerse en marcha

Por Paris Roach, MD, editora en jefe ,

4 Tips for Exercising

Algo que todos tenemos en común, independientemente de la edad o salud, es la necesidad de movernos. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés), los adultos necesitan hacer 150 minutos de actividad física moderada por semana (como caminar rápido), y lo ideal es que el ejercicio se divida en varios días. Son beneficiosas tanto la actividad aeróbica (por ejemplo, caminar o correr) como la que fortalece los músculos (por ejemplo, levantar pesas). El ejercicio frecuente promueve un mejor control de la glucosa en la sangre, y ahora hay pruebas contundentes de que reduce el riesgo de enfermedades del corazón, derrames o apoplejía, presión alta, colesterol alto, caídas, depresión y muerte prematura, a la vez que aumenta la energía, la función mental y la sensación de bienestar. También está claro que lo contrario es cierto: El resultado de la inactividad física es mala salud.

Unos cuantos consejos para ponerse en marcha: Comience poco a poco. Está bien fijarse objetivos ambiciosos con el ejercicio, pero comience poco a poco para evitar lesionarse. Caminar 30 a 45 minutos al día es fabuloso, pero si no está acostumbrado a caminar con frecuencia, comience con 5 a 10 minutos diarios y aumente gradualmente el tiempo que camina hasta que llegue a su objetivo.

Haga ejercicio con un amigo: Hacer ejercicio con alguien puede animarlo los días en que busca motivos para no hacerlo, y puede ayudarlos a ambos a cumplir con el programa. Un poco de competencia amistosa en términos de tiempo de ejercicio o libras perdidas puede ayudar a mantener el interés.

Vuélvalo un hábito: Incorporar el ejercicio a su apretado horario es mucho más fácil y factible si las actividades que escoge van de la mano de algo que ya está haciendo. Si se toma un descanso para el almuerzo, por ejemplo, redúzcalo a 30 o 45 minutos y camine el resto del tiempo en vez de tratar de encontrar otro momento para ello. Si su centro de trabajo tiene un lugar para hacer ejercicio o lugares al aire libre para caminar, es muy afortunado: ¡no tiene que ir a otra parte para hacer ejercicio! Si vive cerca de un centro comercial, únase a las muchas otras personas que ya se ponen sus zapatos para caminar y dan vueltas dentro, donde es seguro y no lo afecta el clima.

Diviértase: Si su rutina de actividad o ejercicio se le hace pesada, no la seguirá por mucho tiempo. Ponga la caminadora (cinta) frente al televisor y vea sus videos preferidos mientras hace ejercicio. Si la caminadora lo aburre, encuentre otra manera de hacer el ejercicio necesario.

Lo que sí está claro: Nadie debe permanecer sentado. Prácticamente todos pueden encontrar maneras seguras y divertidas de aumentar su nivel de actividad física, desde cosas simples como ejercicios que se hacen sentado hasta caminar y hacer deportes competitivos. (Como siempre, consulte con su médico antes de hacer cambios importantes a su plan de ejercicio.) Se puede encontrar mucha información adicional sobre actividad física en el sitio de la Asociación Americana de la Diabetes. O sea que quienes necesitan hacer más actividad física (¡ustedes saben quiénes son!), pónganse en marcha. En muy poco tiempo le será difícil imaginarse cómo podría vivir sin hacer ejercicio.

Publicidad